Book info

The Adolescent (2004)

The Adolescent (2004)
Rating
3.94 of 5 Votes: 1
ISBN
0375719008 (ISBN13: 9780375719004)
languge
English
publisher
vintage
Rate book
The Adolescent (2004)
The Adolescent (2004)

About book: Creo que "El adolescente" muchas veces queda olvidada entre todas las obras de Dostoievski. Tengo la sensación de que se considera una obra menor, pero no lo es ni por asomo. Es mi favorita después de "Demonios", por encima de crímenes, castigos, idiotas y Karmazovs. Muy recomendable para entender (o recordar) lo que realmente es la adolescencia. Lo primero que me sorprendió de "El adolescente" fue que el narrador en primera persona se pasara buena parte del primer capítulo justificándose y repitiendo que él no quiere hacer literatura y que por tanto procurará rehuir todas las expansiones que ésta conlleva. Efectivamente, Dostoievski siempre ha sido un escritor que no siente la necesidad de demostrar que es un buen escritor haciendo alarde de mil y una florituras en el lenguaje. Sus novelas carecen prácticamente de descripciones y se basan mayormente en diálogos. Aún así no es un autor fácil: lees páginas y páginas, terminas la primera parte, y aún no tienes ni idea de dónde te va a llevar. Divaga y divaga y deja caer diálogos interminables sobre el alma russa, la existencia de Dios y otros ideales aún más abstractos. Pero si has tenido paciencia, llega la recompensa: hacia la mitad del libro (es decir hacia la página 300, una vez ya has sido capaz de acordarte y ubicar todos los nombres) todo empieza a cobrar sentido y te engancha irremediablemente. "El adolescente" cuenta la historia de Arkadi, hijo ilegítimo de un señor ahora bastante arruinado. Es un chico que siempre ha vivido sólo y soportando la continua humiliación de sus compañeros de colegio y también sus profesores; por eso ha adoptado una actitud de arrogancia y autohumiliación que le permite defenderse. Se supone que ahora tendría que empezar la universidad, pero no lo quiere hacer y toda la novela no es nada más que la búsqueda de su identidad. Tiene una gran idea, que quiere poner en práctica a toda costa, porque le supondrá tener un refugio seguro para siempre. Para esto tiene que romper totalmente con toda la família y la sociedad, pero también le es imposible hacerlo, porque tanto desea convertirse en un ser totalmente aislado como tener una familia en la cual integrarse. Necesita las dos cosas. Arkadi para saber realmente quién es y qué quiere hacer, primero tiene que averiguar quién es realmente su padre. Arkadi odia y a la vez quiere a su padre, se ve dividido entre el miedo que su padre sea una persona cruel y sólo capaz de sentimientos egoistas, y el deseo que sea un hombre honrado. Durante toda la novela tan pronto encuentra una evidencia de lo primero como una prueba de lo segundo, así que va de la decepción a la ilusión constantemente. Ésta es una novela sobre los ideales. Arkadi tiene una visión idealizada de su padre, pero también de la mujer de la que está enamorado (incluso antes de verla/conocerla) e incluso de él mismo. Inevitablemente, a veces todos sus ideales se derrumban en un solo instante, para volverse a reconstruir un segundo después. Arkadi está perdido, no sabe qué creer sobre absolutamente nada, ni tan siquiera sobre él mismo. No sabe si es una persona con "honabirilidad" o bien un "canalla". Los lectores tampoco, pero al final deducimos que todos los personajes no son ni una cosa ni otra (ni buenos ni malos), o más exactamente son las dos cosas a la vez. Arkadi podría ser el Holden Caufield del siglo XIX, pero aún así la novela de Dosto es totalmente actual, capaz de describir perfectamente la confusión, el miedo, la frustración, la soledad y los deseos e ideales del final de la adolescencia. (Y también culpabilidad y redención, por supuesto.) Otra referencia que me ha venido a la cabeza desde un principio ha sido Kafka, porque su diario y su correspondencia están llenos de reflexiones acerca del deseo de romper con la familia y la imposibilidad de hacerlo, y porque la estructura de la novela de Dosto recuerda a las de Kafka.

Fiódor Dostoievski ha logrado en mí lo que ningún escritor pudo: liberarme del hechizo de Edgar Allan Poe. Hubo una época en que el genio de Poe logró que yo, más allá de tener mis preferencias y admirar a muchos escritores, no pudiera ejercer, en cierto modo, una libre reseña sin tomar como punto de partida o comparación (decisión errónea) su obra. Cuando conocí a Dostoievski, comencé a cambiar ciertas formas de pensar y “sentir” la literatura. Cada una de sus novelas iba marcando en mí nuevas sensaciones, nuevas formas de pensar. Con esto no quiero decir que ya no quiera más a Poe. Lo sigo admirando, es y será mi autor preferido por siempre. Pero Dostoievski ha logrado subirse a ese pedestal de preferencia y compartirlo con el genio norteamericano. Posiciono también en un pequeñísimo escalón más abajo a Herman Melville, Franz Kafka y Oscar Wilde, entre otros para ese top five, aunque la lista de mis escritores preferidos es larga y puede verse en mi perfil de goodreads.Ahora bien: El Adolescente es una de esas novelas en que Dostoievski nos vuelve a poner a veces a favor y a veces en contra del personaje principal, Arcadio Makarovitch Dolgoruki. A primera vista un personaje simple, pero que con el correr de las páginas demuestra tener muchos costados disímiles. Al comenzar la novela uno encuentra en los monólogos de Arcadio a una especie de “narrador del subsuelo encubierto”. En otras oportunidades, sus pensamientos extremos y alocados, me recuerdan a los más encerrados delirios de Raskólnikov. Arcadio es un muchacho marcado también por la misoginia. Basta con citar su frase “¡Es una mujer, es una serpiente! Toda mujer es serpiente y toda serpiente es mujer” para darnos una idea de su pensar. Podríamos decir que algo de autobiográfico hay en esto, también. Algunos ven en Dostoievski a un misógino redimido. En sus primeras ideas, Arcadio que intenta sostener a lo largo de la novela, ideas a las que considera revolucionarias y suele utilizarlas como parámetro para sus escalas morales y sociales. El Adolescente es la única novela larga que Dostoievski escribió en primera persona, lo que cambia un poco el eje de su planteo narrativo en cuanto a la dinámica de la novela polifónica, puesto qué él es quien creó este tipo de novelas y este es un concepto bajtiniano con el que yo congenio mucho.Si bien en sus novelas polifónicas, cada héroe lleva adelante su idea (como en el caso de Arcadio, quien la denomina “idea rincón”), en este caso a y a diferencia de otras de sus novelas, él, como autor, no se queda tan al costado dejándole el control de ella a sus personajes. Puede notarse muchos pensamientos autobiográficos en algunos de ellos, tanto en Arcadio como también en Andrés Petrovich Versilov, su padre adoptivo o en el anciano Makar Ivanovitch Dolgoruki, su anciano padre biológico. Cabe destacar que las charlas entre estos tres personajes son maravillosas. Párrafo aparte para la compleja relación de Arcadio con Versilov, su padre adoptivo. Durante toda la novela esta relación es víctima de vaivenes, idas, vueltas y contramarchas, dado que las relaciones amor-odio están a la orden del día. Es siempre importante destacar que todo gira alrededor de un punto: una carta comprometedora. Tan sólo esto le basta a Dostoievski para mantener al lector intrigado hasta llegar al desenlace de la historia. En líneas generales me ha gustado mucho esta novela. Me ha mantenido atento y entretenido. Como siempre digo, nunca me decepciona (de hecho nunca lo hizo) y si bien me faltan leer tres de sus novelas capitales, a saber, El Idiota, Los Demonios y Los hermanos Karamazov, encuentro en esta novela, no tan bien valorada por la crítica de todas las épocas, una en la que también sabe adentrarse con maestría en los intrincados vericuetos de la mente humana.
1
353
download or read online
Reviews
Mike
This is my first foray into Dostoevsky, and I truly admired his grasp of adolescent psychology and his ability to accurately maintain Arkady's voice and character. His ambition, over-confidence, and firmness in principle are so spot-on. I loved that Dostoevsky keeps the plot twisting and turning so that, at any point, despite the protagonist's conviction, he is never correct in his conclusions.That being said, I struggled with the greater theme: the discrepancy in ideology between generations. Having not read Crime and Punishment or Notes from Underground, and not being acquainted with Dostoevky's knack for critiques of nihilism and utilitarianism, this part of the book was harder for me to tackle. This component of the experience was overshadowed for me by the spot-on consistency of Arkady's thoughts, actions, motivations, and rationalizations.So, while I do feel somewhat uncomfortable giving it the same accolades as the other two I have read thus far, I did feel genuinely amazed by it, even if I can acknowledge it is, in some ways, inferior to some of his other works. It's more enjoyable as a study of its narrator than as a thematic statement, for sure. And it did, after all, sell me on Dostoevsky's brilliance.
John
Like Notes from Underground, this is a first person narrative with an unbalanced narrator. So it's impossible to know if the narrative is based upon what actually happened or is created in a damaged psyche. He is so odd and rarely if ever makes sensible decisions. I continued to expect the story to proceed in a certain direction and I was completely wrong in each instance. It doesn't deal with the philosophical ideas like The Brothers Karamazov or Crime and Punishment. And to this reader, it falls short of these Dostoyevsky classics. But it still is a must read for any Dostoyevsky fan. He strips bare the souls of the characters like no other author that I've read.
Andrada
The Adolescent is a lot more plot driven than ideologically focused as some of Dostoievski’s heavier books are. Arkadi, probably due to his youth, expresses very simplistic ideas. His father’s philosophical wanderings are the only ones explored at some length probably due to Arkadi’s own deep desire to understand him. In that respect, I think the novel successfully manages to bring Arkadi as a narrator to life. One cannot but feel his youth and naiveté as well as his deep yearning for a family, knowledge and truth. It is perhaps the choice of such a narrator however that detracts depth from the novel as ‘the adolescent’, while capable of strong emotions and intelligent thought, has yet to gain the analytical powers of an adult mind and perhaps Dostoievski was trying to prove just that(in which case, he succeeded stupendously). While the plot is not Dostoievski at his finest, I feel that it’s the most structurally sound novel of his I’ve read so far. It retains some of the suspense of the plot developments that appears in Demons, but revelations are not postponed forever and stall just long enough to cause curiosity rather than frustration. Although a more seasoned reader is sure to often deplore Arkadi’s ill-advised decisions over the course of the book.
Review will shown on site after approval.
(Review will shown on site after approval)